¡Diviértete comprando!

Tu carrito está vacío

Gastos de envío gratis a partir de 35.00+

27 de abril de 2022

Todo lo que necesitas saber sobre el SPF

Que un SPF sea de amplio espectro significa que el producto ofrece protección contra rayos UVB y UVA. Los fabricantes de protectores solares y otros cosméticos determinan el factor SPF de un producto, comparándolo con el tiempo que le toma a la piel enrojecerse con y sin los productos de protección solar. Por ejemplo, tu piel tomará 30 veces más en tornarse roja si usas un producto con SPF 30 en lugar de usar nada.

¡Un factor SPF más alto indica más protección contra los rayos dañinos del sol, manteniendo tu piel saludable y luciendo hermosa!

Beneficios

Para poder comprender todos los beneficios que le ofrece la cosmética con SPF a tu piel, es importante entender cómo los rayos solares pueden afectar a tu dermis.

Existen dos tipos de rayos UV:

  • Rayos UVB son la causa principal de las quemaduras solares y juegan un papel importante en el desarrollo de cánceres de piel. Los rayos UVB penetran las capas externas de tu dermis.
  • Rayos UVA son los rayos que te dejan ese bronceado precioso. Sin embargo, sin protección pueden causar hiperpigmentación, arrugas y signos prematuros del envejecimiento. Los rayos UVA penetran más profundo en tu piel y también pueden participar en el desarrollo de cánceres de piel.

Los productos con SPF te pueden ayudar a:

  • Proteger contra el cáncer de piel y daos del ADN.
  • Prevenir quemaduras.
  • Reducir rojeces e inflamación.
  • Combatir arrugas y líneas finas.
  • Actuar contra la hiperpigmentación, manchas de la edad y un tono de piel desigual.

Multiformato:

Hoy en día, podrás encontrar productos con SPF en una gran variedad de formatos:

  • Lociones
  • Aerosoles
  • Hidratantes
  • Sérums
  • Bálsamos
  • Polvos minerales
  • Todo tipo de maquillajes: bases, correctores, BB Creams, sprays de fijación y polvos, y labiales.

Compatible contigo:

En el mercado de hoy en día, los productos con SPF están disponibles en una variedad de formatos y a diferentes precios.

Son recomendados los productos con SPF 30 o más.

En cuanto a protección solar facial, busca productos no-comedogénicos, para pieles sensibles o para pieles con tendencia acnéica en su etiqueta para una fórmula más suave.

Intenta encontrar productos de protección solar que encajen con tu rutina de maquillaje. Esto puede llevarte varios intentos, pero con la aplicación correcta, tus productos deberán fundirse fácilmente.

Si te gustara evitar ese famoso reflejo blanco que dejan ciertos protectores solares, busca productos con SPF que no contengan dióxido de titanio ni óxido de zinc. Un protector solar químico será tu mejor opción.

¿Es para tu tipo de piel?

Los productos SPF están disponibles en una variedad de formatos con diversos ingredientes activos, para que todos podamos encontrar el que nos encaje. Como os comentábamos antes, los protectores faciales tienden a tener etiquetas indicando que son no comedogénicos o aptos para pieles sensibles.

Siempre recomendamos probar productos una primera vez, en un área pequeña de tu piel, para asegurarte que su fórmula es apta para ti.

¿Cómo funciona? Un poco de ciencia

Los protectores solares funcionan de dos formas:

  • Protectores físicos/minerales: Estos productos contienen ingredientes activos como el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Funcionan al formar una barrera física entre los rayos dañinos del sol y tu piel, reflejando los rayos fuera de tu piel y bloqueando un daño no deseado. Los protectores solares físicos usualmente tienen una fórmula más densa y son recomendados para pieles sensibles o aquellas con tendencia acnéica.
  • Protectores químicos: Contienen ingredientes activos como avobenzona, oxibenzona, octisalato y homosalato. Protegen tu piel porque absorben los rayos ultravioletas y los convierten en calor que se libera por la piel. Sus fórmulas son más ligeras, pero pueden irritar a algunas personas.

Las medidas del SPF son determinadas en un laboratorio y refleja el tiempo que toma observar eritema, o el enrojecimiento de la piel, usando protector versus sin usarlo.

Generalmente, el factor SPF ofrece los siguientes niveles de protección:

  • SPF 15 protege la piel contra un 93% de los rayos UVB
  • SPF 30 inhibe aproximadamente un 97%
  • SPF 50 bloquea un 98%
  • SPF 100 protege contra un 99%

Cómo encontrarlo en las etiquetas beauty

Como comentábamos antes el SPF no es un ingrediente de skincare. Hay una gran variedad de ingredientes en ambos, protectores físicos y químicos, que ayudan a proteger tu piel:

  • Dióxido de titanio
  • Óxido de zinc
  • Tinosorb S y M
  • Mexoryl SX
  • Avobenzona
  • Octisalato
  • Oxybenzona
  • Homosalato
  • PABA
  • Salicilato de trolamina PABA

Si un producto incluye protección solar, lo pondrá específicamente con las siglas SPF y el nivel de protección que tengan.

En qué productos lo puedes encontrar:

En nuestra sección de protectores solares puedes encontrar una selección de productos con este ingrediente en nuestra tienda. También puedes encontrar protectores solares con color o protección SPF corporal.

Cómo incorporarlo en tu rutina:

Productos que contienen protección solar pertenecen a tu rutina de skincare todos los das. Tu piel se beneficia de la protección, aunque llueva o haga un solazo, estés dentro o fuera, sin importar tu tipo de piel.

  • Busca un protector solar con SPF de amplio espectro para asegurarte de que está protegida contra los rayos UVA y UVB.
  • Utiliza productos con factor SPF de un mínimo de 15 para todos los das. SPF 30 o más está recomendado en protectores faciales, y si planeas pasar tiempo fuera de casa.
  • Para protectores solares que usarás también en la cara, busca las palabras no comedogénico en su etiqueta para evitar brotes en tu piel.
  • Aplica la protección solar sobre el rostro limpio, deja que se absorba en su totalidad y aplica tus otros productos de skincare y maquillaje una vez tu piel se haya secado.
  • Aplica protector solar en todo tu cuerpo, asegurándote de cubrir tu rostro, orejas, manos, pies, cuello y pecho para máxima protección.
  • Reaplica el producto cada 2 horas (más seguido si estás expuesta al sol).

Funciona bien con

  • Retinoles
  • Hidratantes
  • AHAs y BHAs
  • de todo, en realidad!

    Los productos con SPF son una parte crucial de una rutina de belleza completa y saludable, además, vienen en una variedad de formatos para una mejor compatibilidad con todos tus indispensables.

¿Todavia no formas parte de Birchbox?