Nacida en 1981 en Ibiza, la firma Armonía Cosmética Natural empezó produciendo y comercializando productos de belleza a base de plantas y extractos de origen vegetal. Apostando desde el principio por la innovación, se convirtió en una de las primeras marcas con certificado ecológico y, más tarde, líder en la investigación con extracto de caracol o resveratrol, por ejemplo.