Fundada en 1954, esta firma nace con uno el lanzamiento de uno sus productos, hoy en día icónico: la crema de manos de glicerina para pieles delicadas. Desde entonces, Laino ha crecido pero sigue basándose en sus conocimientos farmacéuticos y utilizando los beneficios de productos naturales.